30 Agosto, 2018

Historia – Antecedentes

La ONGD PROYECTO DE DESARROLLO INTEGRAL ANDINO “PRODIA”, es una Institución, Asociada al Programa de la FUNDACIÓN AYUDA EN ACCIÓN. En la actualidad viene trabajando en la región Cajamarca, provincias: Hualgayoc y San Miguel.

En la provincia de Hualgayoc – Bambamarca, inició sus actividades desde el año 1990 como equipo propio de Ayuda en Acción y luego como contraparte desde el año 1993 en las zonas de: Tallamac, Lacamaca y Frutillo en 32 caseríos, del distrito de Bambamarca, provincia de Hualgayoc.

En 1997, PRODIA, inició su trabajo en la nueva zona de intervención: Atoshaico, Chala y Llaucán con actividades puntuales en 10 caseríos, con una población de 9,282 habitantes. A partir del año 1998 amplía su ámbito de intervención a 30 caseríos, incrementándose la población a 15,454 habitantes. El año 2000, como consecuencia de la Propuesta Metodológica para La Escuela Rural, se integran 7 caseríos más, aumentando la población beneficiaria a 17,796 habitantes. El año 2001 se incorporan 03 caseríos más aprovechando las potencialidades productivas para desarrollar la fruticultura, haciendo un total de 18,976 pobladores. Entre los años 2002 y 2003, se integran 7 caseríos más, inicialmente como aliados para la aplicación de la Propuesta Metodológica para la Escuela Rural. Este incremento es producto de la demanda de la población.

En la provincia de Hualgayoc actualmente viene trabajando en 60 caseríos con 32,587 habitantes, impulsando una propuesta de desarrollo integral encaminada a la mejora de las condiciones de vida de la población rural.

En la provincia de San Miguel, en la actualidad viene trabajando en 37 caseríos, con 22,250 habitantes, impulsando una propuesta de desarrollo integral encaminada a la mejora de las condiciones de vida de la población rural. Distritos: San Miguel, Calquis, San Silvestre de Cochán, Llapa.

En la provincia de San Miguel – Cajamarca, desde el año 2012, la ONGD “PRODIA”, ha enfocado su intervención con una concepción de desarrollo integral sostenible, bajo este enfoque viene desarrollando las diferentes líneas de trabajo junto con los actores sociales, buscando lograr en el proceso crear riqueza para disminuir la exclusión y la vulnerabilidad, trabajando con ellos para que ejerzan una ciudadanía consiente con la exigibilidad de sus derechos pero también con el cumplimiento de sus deberes, haciendo uso de nuevas tecnologías que les permita generar recursos y mejorar su economía y brindar mejores condiciones de vida a sus familias, reducir la pobreza produciendo riqueza en el capital humano, social, cultural y económico. Todo lo que venimos haciendo con los actores sociales se enmarca dentro del enfoque de desarrollo territorial.

El trabajo también está relacionado con el enfoque del mundo rural orientado a incidir en un desarrollo rural sostenible, promoviendo el acceso de oportunidades a las personas y familias que viven en las zonas rurales para que puedan elevar su calidad de vida, reducir la pobreza, produciendo riqueza en el capital humano, social, cultural y económico; para ir logrando que cada día tengan una vida digna.